Pedro Cabañas ejecutando su ejercicio durante los Juegos Europeos de Bakú (Azerbayán).
Pedro Cabañas ejecutando su ejercicio durante los Juegos Europeos de Bakú (Azerbayán). / :: Iván Ferreira

«Mi competición estrella han sido los Juegos Europeos de Bakú»

  • Este calamonteño se ha formado en centros de alto rendimiento y participa en campeonatos de diferentes países del mundo

Pedro Cabañas Moreno (abril 1993) actualmente forma parte de la selección española de gimnasia aeróbica y pertenece al Club Cáceres Wellnes. Aunque primero comenzó con la gimnasia artística a los 11 años, su ascenso a la élite fue meteórica.

Comenzó en la Escuela Deportiva de Calamonte, luego pasó a la E.D. Mérida y de ahí al centro de alto rendimiento de Sant Cugat del Vallés, en Barcelona. En 2012 se pasó a la gimnasia aeróbica y desde hace dos años forma parte de la Selección Española de Gimnasia Aeróbica. Ha logrado la medalla de bronce en las olimpiadas europeas celebradas en Bakú (Azerbaiyan).

Además es el actual campeón de España, trofeo que pudo conseguir en Guadalajara, el pasado mes de mayo.

-¿Por qué inició su andadura en la gimnasia artística?

-Entré a formar parte del equipo de Mérida con 11 años. En realidad es una edad muy tardía para un gimnasta. Compartía sesiones con niños de cinco años. Yo me veía muy mayor. Pero los entrenamientos con Carlos Garrido, mi entrenador en el equipo de gimnasia de Mérida, me ayudaron bastante con mis ejercicios.

-Todos los deportistas de élite pasan antes por un periplo deportivo exigente. Entre ellos un centro de alto rendimiento.

-¿Cómo llegó al centro de alto rendimiento?

-Después de pasar unos años en Mérida, me propusieron pasar al centro de alto rendimiento de Sant Cugat del Vallés. Hasta allí me acompañó mi entrenador, Carlos Garrido. La idea era formar parte de un equipo para introducir a gimnastas en la selección española. Lo normal es que los gimnastas del Centro de Alto Rendimiento de Madrid entraran directamente.

Pero esto era un nuevo proyecto de gimnastas junior. Me entrenaron Gervasio De Fer y Víctor Cano.

–¿Y cómo fue aquella experiencia en el CAR de Sant Cugat del Vallés?

-Yo la voy a recordar como la mejor experiencia de mi vida. Durante dos años estuve convocado por la selección española y he pasado momentos buenos y malos. La exigencia es muy alta. Entonces yo tenía 16 años y la verdad es que al principio me costó el cambio. Pero luego me adapté rápido. Pero antes de entrar fui a pasar una semana de pruebas en Salt. Carlos Garrido fue quien me dio la noticia para entrar en el CAR de Sant Cugat.

Y la verdad es que fuimos pocos los que pudimos entrar. De hecho, durante mi estancia en el CAR, nosotros estábamos internos y muchos fines de semana me marchaba a casa de Jeroni Casassas. Para mí los fines de semana con su familia se convirtieron como mi segunda familia. Les estoy muy agradecido.

-¿Cuál fue el detonante para cambiar la artística por la aeróbica?

-El cambio llegó porque si las lesiones te respetan puedes arriesgarte a la hora de competir. Pero en abril de 2011, antes de participar en el campeonato del mundo junior de Berlín, tuve algunas lesiones con los hombros y me bajaron la dificultad. La consecuencia fue que la nota media durante el campeonato de España a finales de 2011 fue insuficiente para obtener un año más de beca. Y aquí fue donde acabó mi etapa de gimnasia artística. Fueron momentos duros porque no sabía qué hacer. Entonces pensé que debía quedarme en Barcelona pero quería seguir entrenando. Los componentes de gimnasia aeróbica, que también entrenaban en el CAR, me invitaron a probar. La verdad es que desconocía por completo la disciplina y me sentía incómodo haciendo las coreografías. Pero cuando me hablaron de que iría a competiciones a nivel europeo y mundial, entonces me brillaron los ojos. Así que pensé que antes de quedarme estancado por las lesiones, podía avanzar en otra disciplina. Entonces también terminé el bachillerato y después continué.

Tenía tres horas de instituto, luego otras tres horas de entrenos, comía, y por la tarde tres horas de instituto y otras tres de entrenos.

-¿Cuándo fue la primera vez que compitió con la gimnasia aeróbica?

-Me estrené en un campeonato del mundo en Portugal. Estaba con mucho miedo porque estaba muy nervioso. Calenté mucho y cuando me anunciaron para ejecutar mi ejercicio entré cansado. Y entrar así en una competición de aeróbic es lo peor. De esta experiencia aprendí mucho.

-Aunque su debut no fue como le hubiera gustado, ¿qué competición hasta el momento ha terminado totalmente satisfecho?

-Mi competición estrella fue en los Juegos Europeos de Bakú (Azerbaiyán) en 2015. Recuerdo que para entrar en la selección española de gimnasia aeróbica entrené muy duro porque de toda España seleccionaban a cinco. Cuando entré a formar parte de la selección, comenzamos a entrenar todos los fines de semana porque era cuando podíamos hacerlo. Tres compañeros estaban en Valencia, una chica estaba en ese momento en Italia y yo estaba en Barcelona. Aquella experiencia fue bonita pero fue un ‘pateo’ bestial. Tenía que ir de Barcelona a Valencia todos los fines de semana. Fue duro pero el esfuerzo al final compensa. Fue aquí donde conseguimos la medalla de bronce. Antes de este resultado, la selección española solía quedar quinta o sexta.

-¿Qué tal se dieron los resultados en 2016 y 2017?

A raíz de Bakú realmente se abrieron las puertas. Por ejemplo, la selección española contaba más veces conmigo para las competiciones internacionales. Así fuimos a Tokio (Japón), Francia y Portugal.

Pero donde he conseguido mi mejor resultado hasta ahora ha sido en Guadalajara en mayo. Allí quedé primero en individual y segundo por parejas con mi compañera Belén Guillemot.

-¿Cuál es el próximo reto del año y dónde entrenarás?

-Del 22 al 24 de septiembre se celebran los europeos en Italia y pasaré el verano entrenando en Mérida gracias a las gestiones de Fernando Molina, que ha facilitado un espacio para mis entrenamientos mientras encuentro piso en Barcelona.

-¿Y cómo hace para entrenar sin su entrenadora habitual?

Mi entrenadora, Noemí Irurtia de Barcelona me envía las pautas que debo seguir y las voy ejecutando. Para entrenar me desplazo cada día la ciudad deportiva de Mérida y entreno dos horas y media.

HOY

HOYCalamonte

HOY DIGITAL

Registro Mercantil de Badajoz, Tomo 220, Folio 66, Sección, Hoja 11365, Inscripción 1 C.I.F.: B06335467 Domicilio social en Carretera de Madrid-Lisboa nmero 22 06008 Badajoz Correo electrónico de contacto edigitales@hoy.es

Copyright Ediciones Digitales SLU, Diario Hoy de Extremadura, 2008. Incluye contenidos de la empresa citada, del medio Diario Hoy de Extremadura, y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:

Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.

El proyecto local más potente creado por el Diario HOY para un municipio. La edición impresa tiene una distribución mensual gratuita de 2.000 ejemplares a todo color.

PUNTOS DE REPARTO

    • Ayuntamiento de Calamonte
    • Anunciantes