Antonio Fuentes, derecha, junto a compañeros de carreras
Antonio Fuentes, derecha, junto a compañeros de carreras / :: Cedida A. Fuentes

«Empecé a correr con 16 años porque quería dejar de fumar»

  • «Para Calamonte y sus vecinos solo tengo palabras de agradecimiento»

Antonio Fuentes recuerda cómo empezó cuando vivía en el campo y sólo tenía a su alcance correr por los caminos

Aunque mucha gente le conoce en Calamonte como Antonio ‘el Montijano’, todavía hay personas en el pueblo que desconocen su papel en el atletismo local. En esta entrevista desvela algunos aspectos interesantes de su faceta como atleta y entrenador. Sus raíces dentro del atletismo.

–¿Cuándo empezó a hacer deporte?

–Deporte hacia desde que fui al colegio en Torremayor donde jugaba al fútbol y hacíamos la gimnasia obligatoria de aquella época. Lo de correr fue con 16 años porque fumaba a escondidas y por las noches me asfixiaba. Entonces mi madre me llevó al médico, detectó que tenía una mancha en un pulmón y me aconsejó que hiciera deporte. Vivía en el campo con mis padres y el único deporte que se podía hacer era correr por los caminos. Y así empecé.

–Desde que los calamonteños tienen memoria, el atletismo en Calamonte tuvo un pilar fundamental y todos los dedos apuntan a su trabajo hace años. ¿Cómo fue esa etapa de su vida cuando organizaba carreras populares?

–El atletismo y, concretamente las carreras, las organizábamos Rafael Sauceda Porrino, Miguel Periáñez y yo. Y como éramos compañeros de correr y entrenar pues me enganché a organizar aquellas grandes carreras como eran el Cross Urbano de las Ferias y Fiestas de San José, donde venían los mejores corredores de Extremadura y Portugal. Fue importante cuando se incorporó Antonio “Caramelo” como Presidente de la Asociación Deportiva Siglo XXI de Calamonte. Luego Macías Ruiz y yo creamos una nueva prueba atlética en Calamonte denominada “Milla Ferias y Fiestas del Emigrante”.

–¿Qué queda de aquella etapa? ¿Qué huella dejó en la retina de los calamonteños?

–De aquellas pruebas queda poco. Durante cuatro o cinco años dejaron de organizarse. Una prueba de aquel nivel costaba mucho dinero y las empresas de la localidad colaboraban donando más de 100 trofeos.

Cruzcampo nos dejaba las vallas. Hicimos un arco de Meta y pancartas de Salida. Se hacían bocadillos para la bolsa del corredor, entregábamos camisetas de la prueba, fruta, pasteles, agua y refrescos. Creo que fue una época donde disfrutamos de días de gran atletismo popular y federado.

Como consecuencia de aquellas carreras y mi afición comencé a encontrarme niños: Jaime, Fran, Carlos, Paco, Miguel, Melisa, Juan Pablo… que se iban a la calle Lope de Vega, donde vivía, y esperaban para salir a correr conmigo. Como eran pequeños me los llevaba por las pistas alrededor del pueblo y creo que se lo pasaban bien, porque cada día me encontraba más esperándome para correr. Bonitos años aquellos. Ellos y mis hijas me ayudaban a organizar esas maravillosas carreras.

–¿Qué fue de aquellos entrenamientos?

–De aquellas pruebas salió la Sección de Atletismo del Servicio Municipal de Deportes, que la fundamos Emilio Macías Ruiz y yo logrando éxitos deportivos de atletas locales, tanto a nivel autonómico como nacional. También se incorporó Emilio y Miguel Periáñez que le echaba una mano en los entrenamientos y empezó a enseñarle a marchar.

Los más mayores recordarán esas carreras que recorrían casi todas las calles del pueblo. Las millas urbanas que se hacían en la Avenida de Espronceda en verano. Y cómo no esas Millas Urbanas que se hacían en el Calvario, donde el amigo y gran compañero “El Lupo” nos ayudaba a colocar grandes focos, que nos dejaba Paco el de Elexsa, los colocábamos en los balcones de los propios vecinos y algunos nos dejaban hasta la luz. El Calvario se iluminaba y de noche se hacían las grandes carreras que eran la envidia de muchos organizadores de Extremadura.

–Actualmente su nombre suena a nivel nacional e internacional debido al gran trabajo con Javier Cienfuegos, que en España y como lanzador de martillo lo ha ganado todo desde su etapa junior hasta ahora. ¿Cómo inició su relación con este deporte?

–Me saque el título de Monitor nacional de Atletismo y el de Entrenador Nacional de Club. Mi hija Ana comenzó a correr de pequeña pero tenía cuerpo para lanzar. Así que empezamos en 2005 a lanzar peso, jabalina, disco y martillo. El martillo nos gustó más, y fuimos a campeonatos de España. Un día llego Javier Cienfuegos con 13 años y nos dimos cuenta que teníamos un diamante en bruto delante. Comenzamos a trabajar y muy pronto destacó.

En él se fijó también el Consejo Superior de Deportes y los responsables nacionales de lanzamiento. Siendo Juvenil se fue a Madrid donde se formó como estudiante y como lanzador de martillo. Destacó pronto a nivel nacional e internacional, teniendo el récord del mundo junior. Y en España no tiene rival, lo gana todo. Javier volvió hace tres años a Montijo y entrena con la Escuela de Lanzadores Antonio Fuentes de Montijo.

–Actualmente Cienfuegos tiene una lesión, pero inmediatamente después de que se recupere, ¿cuál es su próximo objetivo?

–El deporte de alta competición exige mucho Tarde o temprano aparecen lesiones. Este año la temporada es espectacular. Consiguió la mínima para el Mundial de Londres que se celebra en Agosto de este año. Pero Javier tiene una lesión en la espalda que nos ha hecho tener que parar. No obstante, esperamos que los médicos de la RFEA y sus grandes fisios consigan ponerlo a punto para Londres, que es el objetivo de la temporada.

–Después de haber participado en dos JJOO, si miramos a tres años vista. ¿Cienfuegos podría estar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020?

–Por supuesto. La programación que estamos haciendo es el ciclo Olimpico Tokio 2020 donde Javi debería estar peleando por las medallas. El trabajo que realizamos día a día es una inversión para llegar a Tokio con garantías para conseguir grandes logros para nuestro atletismo nacional y autonómico. Pero esa es nuestra propuesta, el resultado se verá y debemos ir despacito y con buena letra.

–Como usted ha vivido en Calamonte y actualmente trabaja en el Ayuntamiento de la localidad como interventor, ¿Qué mensaje le gustaría dejar para los calamonteños?

– Llegue en el año 1984 y estuve siete años de Policía Local. Posteriormete aprobé unas oposiciones pasando a las oficinas como Auxiliar de Administrativo en Intervención. En ambas etapas he intentado hacer lo mejor para Calamonte y sus vecinos. Y en mi etapa de Policía junto a mis compañeros: Antonio Macias, Alfonso Galan, Victor Moreno, Justo Rodriguez, Pablo Figueroa, siempre hemos intentado que el vecino de calamonte se sintiera seguro y protegido.

Aún recuerdo cuando llegué al piso de alquiler en a la calle García Lorca, que era de Manolo el de los pepinillos, y un joven con chupa negra y botines negros (Domingo “El guerra”) se acercó a ayudarme a bajar los muebles de la furgoneta y subirlos al piso, ofreciendo su trabajo y amistad desinteresadamente. Grandes vecinos los que tuvimos en la calle García Loca y en Lope de Vega. Y para Calamonte y sus vecinos solo tengo palabras de agradecimiento por habernos acogido como si fuera uno más del pueblo, tanto a mi como a mi familia, durante los años que vivimos aquí, hasta irnos a vivir a Montijo.

HOY

HOYCalamonte

HOY DIGITAL

Registro Mercantil de Badajoz, Tomo 220, Folio 66, Sección, Hoja 11365, Inscripción 1 C.I.F.: B06335467 Domicilio social en Carretera de Madrid-Lisboa nmero 22 06008 Badajoz Correo electrónico de contacto edigitales@hoy.es

Copyright Ediciones Digitales SLU, Diario Hoy de Extremadura, 2008. Incluye contenidos de la empresa citada, del medio Diario Hoy de Extremadura, y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:

Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.

El proyecto local más potente creado por el Diario HOY para un municipio. La edición impresa tiene una distribución mensual gratuita de 2.000 ejemplares a todo color.

PUNTOS DE REPARTO

    • Ayuntamiento de Calamonte
    • Anunciantes