El C.D. Calamonte tendrá que esperar para debutar en el campo de césped artificial

La empresa, dispuesta a colaborar

En la imagen se observa cómo el caucho predomina en algunas zonas del campo
El compactado del caucho no es el deseado

                Aunque las obras ya están prácticamente terminadas (faltan algunos detalles como la reubicación de las vallas perimetrales y la instalación de las porterías y los banquillos) la recepción de esta obra por parte del Ayuntamiento no va a ser tan inmediata como se esperaba.

         Según han confirmado a HOY tanto miembros de la corporación municipal como integrantes del propio C.D. Calamonte, el compactado del caucho no es el deseado, ya que hay zonas del campo en las que hay mayor presencia del propio caucho y de la gravilla que se desprende que del propio "pelo" del césped.

         Este hecho, además de dificultar el juego y el control y el movimiento del balón, puede generar lesiones al carecer el terreno del compactado necesario que requiere esta superficie, ya que el reparto del caucho no es del todo uniforme.

         Por ello, la recepción de esta obra por parte del Ayuntamiento no se realizará hasta que la empresa encargada de la construcción del campo no subsane los problemas mencionados, algo que, según señalan desde la propia empresa, se hará sin ninguna objeción, ya que el compromiso adquirido pasa por la conformidad de ambas partes en la ejecución de la obra.