Lluvia, viento y mejor afición en un estreno sin goles del Calamonte ante el Cerro

El oficio del Cerro impidió un mejor estreno para los de Juanpe

El Calamonte buscó la victoria ante un Cerro que dio por bueno el empate
El conjunto local buscó la victoria

Lluvia, viento y afición en un estreno sin goles del Calamonte ante el Cerro

 El Calamonte no pudo estrenar su campo con una victoria ( y mira que la mereció y la buscó: Enrique, Berna, Rubén, Vilorta, Meche y Carrasco (que entró en la segunda parte) las buscaron por todos los lados: Meche por la banda (muy bien en ataque y flojo -y desubicado- atrás); Berna volvió loco a la defensa cerrista, Enrique lo intentó y mucho-y bien pero sin fortuna-; Rubén dio estabilidad y control a un centro de campo hoy carente de creatividad (el frío y la lluvia atenazó a ambos conjuntos); Vilorta fue la auténtica pesadilla del lateral izquierdo pacense  y Carrasco, persistente en la tarea de buscar un hueco y combinaciones con Berna, no logró superar la barrera de un Cerro encerrado atrás, al que desde el banquillo y desde la portería le pedían "un metrito más arriba" ya que el Cerro (que, por otro lado, estrelló un balón en el larguero en la única oportunidad -y sin peligro real- de la que dispuso.

El equipo, ayer mermado por las bajas entre otros de Dino, no logró superar a un equipo, el Cerro de Reyes, que durante algunas fases del encuentro perdía tiempo, buscaba el juego largo y encontraba choques con los jugadores locales que solo ellos percibían, dio por bueno el empate (levantando incluso los brazos alguno de los jugadores pacenses). Y es que, aunque el Cerro sea cuarto en la tabla, el Calamonte es segundo. Y un empate para el Cerro es casa del Calamonte es una victoria. O así lo demostraron.

Una vez más la afición volvió a demostrar su parte de responsabilidad en la buena marcha del equipo. Más de 400 personas (número más cercano incluso a los 500) se congregaron en un estreno (que no inauguración) al que no quisieron faltar representantes del Ayuntamiento, desde el alcalde hasta el concejal de Deportes pasando por miembros de la oposición. Todos han demostrado un día más bajo una lluvia y un viento (coletazos del temporal "Ruth") que cortaba que la afición del Calamonte está a la altura del segundo mejor equipo de la competición este año (como así refleja la tabla clasificatoria).