Una veintena de efectivos policiales para desalojar una vivienda

Imagen de la presencia policial en la zona cercana al desalojo
Al menos siete vehículos de la Guardia Civil
Según han podido saber HOY, la familia, de nacionalidad rumana, que habitaba en esta casa (y que tuvo de plazo hasta las ocho de la tarde de ayer viernes para sacar sus enseres del interior), se encontraba al corriente del pago del alquiler, pero estaban realizando el pago al propietario anterior del inmueble, al que el banco desalojó por impago de la hipoteca. La denuncia en la que se requería el abandono de la vivienda por parte de sus habitantes provenía, según las citadas fuentes, del actual propietario que, con la situación en la que se encontraba, no podía acceder a su vivienda, recientemente adquirida a una entidad bancaria.
 
La presencia de tan elevado número de efectivos de la Benemérita ha causado un cierto revuelo en la población, que se ha sorprendido, ya que no suele ser muy habitual que para un desalojo se personara tan elevado número de miembros de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.