Una ambulancia para tres pueblos a partir de las diez de la noche

Calamonte, Arroyo y Torremejía comparten una ambulancia desde las diez de la noche

Centro de Salud de Calamonte
Calamonte, 6.300 habitantes, Arroyo de San Serván, 4.600 y Torremejía, 2.300, comparten, desde las diez de la noche hasta las ocho de la mañana una sola ambulancia, algo que desde el Servicio Extremeño de Salud "son los suficientes y necesarios para dar cobertura a la población de la zona y para atender la demanda asistencial existente y no requieren ser reforzados". Pero no siempre es así.
 
El pasado sábado, durante las fiestas de Calamonte, Matea Espinosa Silva, de 58 años, natural de La Zarza y con residencia en Alange, se encontraba, sobre las 12 de la noche, en la caseta municipal, cuando se sintió mareada por una subida de tensión, problemas en las cervicales y vértigo, tal y como ella confirma.
 
Entonces, decidieron llamar al médico pero les comunicaron que la ambulancia que tiene Calamonte no se encontraba en la localidad ya que, y según confirma el SES, "tuvo que desplazarse a una urgencia" a Arroyo de San Serván. Así, Calamonte, en plenas fiestas, se encontraba sin dotación médica presente.
 
El alcalde de Calamonte, el popular Salvador Álvarez, reconoció a este medio, tal y como le confirmaron a él desde el 112, que hubo "descoordinación y tardanza", lo que provocó que Espinosa tuviera que ser trasladada hasta el Hospital de Mérida por su propio marido y acompañada por la Policía Municipal, como reseña el propio alcalde.
 
Según confirma el SES, "a raíz de las modificaciones horarias de los Puntos de Atención Continuada y la creación de los Puntos de Atención a la Cronicidad, el PAC de Calamonte cubre los avisos urgentes de la localidad de Arroyo de San Serván", y los de Torremejía, y, además, señala que "los recursos que se asignan a los centros de salud no son una cuestión caprichosa y responden exclusivamente a criterios técnicos". Criterios que el paciente, cuando se pone enfermo, no entiende.
 
Mientras, el responsable de Sanidad del Ayuntamiento de Calamonte, Andrés García Álvarez, reconoce que "no existe petición oficial" por parte de este Ayuntamiento para que Calamonte vuelva a contar (y solo para esta localidad) con la ambulancia de la que disponía en exclusividad antes de los recortes en Sanidad.