Pancartas políticas al borde de la ley

El edificio del Ayuntamiento viejo con pancartas de IU y del PSOE.:: DELGADO

En esta campaña que ahora acaba, interrumpida primero tras el fatídico accidente de autobús en Castuera y poco después por la violenta muerte a tiros de la presidenta provincial del Partido Popular en León, se ha distinguido en Calamonte por los carteles y pancartas electorales que se sitúan "al borde de la ley".

Así, el Partido Socialista puso pancartas antes de las 0:00 horas del inicio de campaña del viernes 9 de mayo, si bien en ellas, según señalan sus propios dirigentes, no se pedía el voto. Del mismo modo, los populares colgaron en su Facebook el cartel electoral de su candidato, Arias Cañete, el día 7, cuando la campaña aún no había comenzado. Pero tampoco pedían el voto. 

Posteriormente, y en la "pegada" de carteles, situaron una pancarta en la calle Doctor Marañón, desde el edificio del agua hasta una farola de la Casa de la Cultura, que será el colegio electoral, cuando éstas han de estar al menos a 30 metros de ese lugar, según señala la Junta Electoral Central, órgano que rige las buenas prácticas en campaña electoral. Otra del PSOE, en esa misma calle, a la altura del centro médico, no guardaría la distancia si esta se mide desde la urna más cercana, pero sí si la medición se hace desde donde comienza el edificio que acogerá "los votos".  

Y, por otro lado, está Izquierda Unida, que hace uso de edificios públicos para colocar sus pancartas solicitando el voto. Y no es usar elementos del mobiliario público a modo de sujeción, no. Es poner una pancarta en una ventana de la biblioteca municipal y dos en sendos balcones del edificio del ayuntamiento viejo, un edificio administrativo que acoge, entre otros, la concejalía de Deportes.

Para Rufino García, representante de IU, "esto se ha venido haciendo siempre, no ha habido ningún problema", señala, a la vez que resalta que "no hay ningún acuerdo ni ningún papel, pero nunca ha habido problemas: el PSOE tiene una pancarta atada a ese mismo balcón y no pasa nada", señala García.

Por su parte, el Partido Popular señala que "existe un documento que se ha entregado a todos los partidos indicándoles dónde se puede y dónde no", señala Salvador Álvarez, alcalde calamonteño "y ahí sí se pueden poner, lo que no se puede es pegar carteles en las paredes como ha hecho el PSOE".

Por su parte, los socialistas afirman que "la Junta Electoral da permiso para hacer uso de farolas y de almacenes públicos, por ejemplo, pero no de poner pancartas en edificios públicos", afirma Reyes Picazo, secretaria local de la organización socialista.

Y mientras, los ciudadanos continúan con sus quehaceres diarios. O con la falta de ellos, por la consabida y elevada tasa de paro existente. Y los partidos... los partidos esperan que al menos vayan a votar la mitad del electorado, algo que, en esta cita con las urnas, es todo un desafío.