Un Calamonte serio vence a un desdibujado San José

Instante del encuentro.: DELGADO

Calamonte. - Enrique (Chema, min. 46 ) Mario (Juanlu, min.46) Diego (Juanpe min. 60), Villegas, Álex, Rubén (Meche, min. 46, Piru min.52) Berna (Meche chico min. 60) Enrique (Nedved, min. 46) Ñoño Pity, Vilorta (Alonso, min.55)

AD San José.- Pedro, Checa, Alonso, Adrián, Juanlu (Deme min.46), Aitor (Manu Trinidad min.46)  Andrés (Aitor, min. 46) Francis, Sebas, pelu, Hipólito

Goles.- Ñoño (min. 40)

Seriedad. Así podría resumirse el encuentro que el Calamonte planteó ante un AD San José desdibujado y que tiene muchas cosas que mejorar para competir con holgura en la Tercera División. Que un equipo de categoría inferior te "pinte la cara" nunca es agradable. Y los de Almendralejo. 

Al partido le sobraron 45 minutos. En la segunda mitad del encuentro ninguno de los equipos se fue decididamente al ataque, si bien hubo oportunidades por los dos bandos. Partido serio y aburrido por momentos. Es lo que tiene la falta de tensión competitiva.

El conjunto local va encontrando su dibujo, muy parecido al de la temporada pasada, pero con variedades (algunas para bien y otras aún por mejorar). Hoy, por ejemplo, los de Juanpe salieron concentrados desde un principio y no hubo sorpresas. Muy bien Enrique bajo palos, que paró un penalty (lo paró él, no lo falló el delantero almendralejense); la defensa estuvo muy bien, seria, contundente. La llegada de Mario da alas al equipo, si bien el espacio que ocupa Dino en el campo no es fácil de suplir. Un tipo como Dino que sube y baja, baja y sube y siempre le queda una carrera más en las piernas es un jugador a tener muy en cuenta y que aún no hemos visto. Pero todo llegará. Juanpe es un tipo que sabe lo que tiene. Y Dino tiene mucho y hay que contar con él. Y Diego sigue demostrando porqué lleva el brazalete. Podría llevar dos.

El centro del campo de hoy sostuvo al equipo, sí. Pero hoy (en algunos tramos el encuentro) echó en falta a Juanfe, bigoleador ante los de Arroyo, y al que hoy el entrenador le dio descanso. Álex sigue demostrando que su presencia es vital para los blancos. Pero en ocasiones le sobra ímpetu en el cuerpo a cuerpo. Pero tiene lo suficiente para aportar (y mucho) a los locales.

De Pity poco hay que decir: siempre bien. Pin, pan, pacá pallá, moviendo, viendo venir y siempre en su sitio. Enrique da la profundidad que el club echa en falta con las ausencias de "el Negro" Álvaro y Écija, a quienes se echa en falta sobre el tapete.

Rubén y Meche, cada uno con sus particularidades, dieron al equipo unión entre lo de atrás y lo de adelante. Fueron los sastres, aunque hoy Meche se resintió de una lesión muscular y duró poco esa muestra de "espera, ahora; y te la pongo allí). Su hermano (Meche chico) está contando con minutos y demostrando que tiene sitio. Y que la clase viene con la sangre.

De Berna y Vilorta hay poco que decir porque ya lo demuestran ellos sobre el campo. Son el toque, la calidad, la definición...

Aunque si hay que hablar de definición hay que decir Ñoño. Tres goles, tres partidos. Entra por el centro, se deja caer a las bandas apoyando a los extremos y define (y decide). Muy buen refuerzo.

El resto de chavales cumplió. Aún se está empezando. Piru tiró la línea cuando tuvo que hacerlo; Nedved no tuvo ocasiones claras, salió desdibujado y no lo vio claro, aunque lo intentó y Alonso luchó como un jabato buscando ganar tiempo en un equipo que esta temporada va a tener una buena plantilla. Ya la tiene, de hecho. Ahora hay que saber sacar lo mejor de cada uno. De los que estaban y de los que llegan (que aportan y mucho). Ya para eso están Juanpe y Bernardo (recién y bien llegado al banco local) que sabrán elegir y hacerlo bien.