Seis días muerto en el arroyo

En esta zona, frondosa y de difícil acceso, se halló al animal.:DELGADO

 
El cadáver de un caballo castaño estuvo al menos seis días en el lecho del arroyo "Chaparral", como así ha podido confirmar este medio a través de diversas fuentes.  El viernes de la semana pasada, un miembro de la Policía Local halló el cuerpo sin vida de un caballo que, por su aspecto, ya llevaba varios días muerto y comunicó  este hecho a su superior. Tras tener conocimiento del asunto, desde el Ayuntamiento se puso en marcha el operativo para la retirada y "se encargó a varios trabajadores del Ayuntamiento que se encargaran de comunicar con una empresa de retira de cadáveres de animales" para su retirada, como así explica el concejal de Sanidad, Andrés García Álvarez. Así,  se dio aviso a la empresa Barrruecos que, junto con Jesucas, son las empresas especializadas y dedicadas a la retirada de animales muertos y que habitualmente trabajan para la Consejería de Agricultura, Industria, Energía y Medio Ambiente, como así confirmó a este medio la propia Consejería, quien también señaló que, en caso de desconocerse el propietario del animal, como así era, era el Ayuntamiento el encargado de la retirada del animal.
 
El viernes se intentó retirar al equino pero por su ubicación no se pudo, ya que se encontraba en una zona con bastante barro que imposibilitaba su recuperación y el acceso a ella por parte del camión que se desplazó hasta Calamonte para su recogida. Ante ese hecho, "se decide dejarlo y avisar a una máquina para que preparara el acceso".
El lunes se intentó reanudar el rescate del cadáver, ya con el acceso preparado, pero se recibió una llamada de la empresa comunicando la avería del camión, señala García Álvarez, por lo que el cuerpo sin vida del caballo tuvo que pasar otra noche en el lecho del arroyo Chaparral.
 
El martes, a las doce del mediodía, se reanudó de nuevo el rescate del cuerpo del animal, ya en avanzado estado de descomposición. Fue la empresa Barruecos quien de nuevo intentó (y ahora sí logró) recuperar el cadáver del equino que, posteriormente, fue llevado a la Planta incineradora de animales de Almaraz, como así confirmó a HOY un responsable de la empresa Francisco Barruecos. 

PIE.-