Adornos de Navidad elaborados artesanalmente por los usuarios de la asociación / Lydia Sánchez

Apnes inaugura su tradicional mercadillo solidario navideño

No es casualidad que se haya puesto en marcha justo hoy, ya que el 3 de diciembre es cuando se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad

Lydia Sánchez
LYDIA SÁNCHEZ

La Asociación para la Normalización Escolar y Social (Apnes) de Calamonte ha inaugurado hoy su tradicional mercadillo solidario navideño. Esta vez, han tenido que establecerlo en su propio centro ubicado en el número 22 de la calle Manuel Golpe, ya que la covid-19 no les ha permitido situarse en otros puntos accesibles de la localidad como lo hacían anteriormente.

Además de adornos de Navidad elaborados artesanalmente, también se podrán adquirir sus calendarios para el próximo año 2021. Las fotos que ilustran cada mes suponen un homenaje de los usuarios a todas aquellas personas que, de una manera o de otra, han ayudado en esta pandemia que todavía continúa: desde las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado hasta sanitarios, personal de residencia o los propios ciudadanos confinados en casa, entre otros. Los beneficios que saquen de todos los productos irán destinados, como no podía ser de otra forma, a las distintas actividades que se realizan en la asociación: manualidades, películas, comida…

Arriba, dos usuarios homenajean en el calendario a la Guardia Civil y la Policía Nacional. Abajo, el portal de Belén y los adornos navideños hechos por los propios miembros de la asociación. / L.S.

El mercadillo, que estará abierto hasta agotar existencias, se ha inaugurado este 3 de diciembre puesto que es cuando se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, aunque Ana Quintana, presidenta de Apnes, prefiere hablar de personas «con capacidades diferentes» a las que hay que proporcionarles «armas» para que se desarrollen «igual que a los niños se les lleva al colegio».

Daños colaterales de la covid-19

La pandemia del coronavirus no solo ha afectado a la ubicación del mercadillo, sino también a otras actuaciones que suelen hacer por estas fechas. Este año, ni podrán llevar a cabo el teatro que siempre organizan, ni serán los protagonistas de la carroza del rey Gaspar. Para evitar riesgos sanitarios innecesarios, los trabajadores del Ayuntamiento se encargarán por completo de la cabalgata del 5 de enero, que realizará un recorrido más corto de lo normal mientras los calamonteños la observan desde sus balcones.