HOY

Restricciones por la covid Los bares ya pueden abrir hasta las tres de la madrugada y servir en barra

Vergeles asegura que Extremadura alcanzará la inmunidad de grupo en julio por el buen ritmo de vacunación

Juan Soriano
JUAN SORIANO

Nuevo paso hacia la vieja normalidad. El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura autorizó en su reunión de ayer la ampliación del horario de cierre de bares y restaurantes hasta las 3.00 horas, siempre que su licencia se lo permita. También se dio luz verde al consumo en barra en los establecimientos de hostelería. La medida se extiende a casinos, bingos y salas de juego, así como a celebraciones como las bodas.

En todo caso, el Ejecutivo autonómico recuerda que se deberá garantizar la distancia de seguridad entre personas que consuman en la barra y, en el supuesto de celebraciones o eventos en los que haya barra libre, deberá ser asistida. El límite máximo por mesa o agrupación de mesas será de seis personas, salvo cuando se trate de convivientes.

Estas medidas ya fueron anunciadas la semana pasada por el Gobierno regional, que condicionó su aprobación a que la incidencia de casos de covid-19 no creciera en los últimos siete días. Así ha sido, incluso con una ligera tendencia a la baja, lo que evidencia que la flexibilización de restricciones de mayo y junio no ha supuesto una transmisión descontrolada del virus.

Sanidad hará un especial seguimiento de la variante delta en la zona fronteriza con Portugal por su aparición en el país vecino

Este acuerdo tendrá una vigencia de 28 días, lo que equivale a dos períodos de incubación de la covid-19, «de manera que se pueda evaluar su impacto y sin perjuicio de que pudiera ser prorrogada», de conformidad con los indicadores y parámetros analizados para valorar el riesgo por la enfermedad.

La medida está en vigor desde la tarde de ayer, después de que se publicara en el Diario Oficial de Extremadura, por lo que anoche ya se pudo aplicar. El vicepresidente segundo de la Junta y consejero de Sanidad, José María Vergeles, recordó que de esta forma se cumple con el compromiso alcanzado con la hostelería y la restauración.

Asimismo, el acuerdo señala que también se debe al inicio del periodo estival, «en que por el aumento importante de las temperaturas se retrasa el horario de salida de la ciudadanía a estos establecimientos».

Vergeles adelantó que la próxima semana se podría dar un nuevo paso con el aumento del número máximo de personas que se permite en campamentos juveniles y un mayor aforo en dormitorios colectivos de albergues.

El consejero de Sanidad recalcó que estos cambios son posibles gracias a que la incidencia acumulada sigue contenida, con 59,5 casos por 100.000 habitantes a los catorce días y 31,3 en siete días. Asimismo, la ocupación hospitalaria sigue siendo de las más bajas del país, 0,61% en camas de agudos y 1,54% en UCI.

Inmunidad de grupo

A su juicio, esto se debe al avance de la vacunación, hasta el punto de que Vergeles aseguró ayer que Extremadura alcanzará la inmunidad de grupo frente a la covid-19 en el mes de julio, «antes de lo previsto gracias al buen ritmo del proceso de vacunación».

Según desgranó el consejero, el 64% de la población objetivo de la región ya tiene al menos una dosis. Algunas áreas han concluido con el colectivo de 40 a 49 años y han comenzado con los menores de 40. La región seguirá vacunando por grupos de edad, con lo que los de 12 a 16 serían los últimos. Pero se podrían solapar en función de la respuesta durante las vacaciones.

Por otro lado, Vergeles mostró su preocupación por el avance de la variante india o delta, pero por el momento solo se han detectado tres casos de 398 analizados. A partir de ahora se hará un mayor seguimiento en las zonas fronterizas con Portugal, ya que el país vecino está sufriendo su expansión, sobre todo en el área de Lisboa.