Un Calamonte sin actitud cae ante un efectivo Llerenense

Eloy, de los más destacados, elude la entrada de Luis. :: delgado/
Eloy, de los más destacados, elude la entrada de Luis. :: delgado

Los blancos, irreconocibles en el juego, carecieron de intensidad

FELIPE J. DELGADOCALAMONTE.

El Llerenense logra la primera victoria de la temporada gracias a un apático Calamonte, irreconocible en su juego, carente de actitud y sin liderazgo ni dirección. Solo tras ir por debajo en el marcador y a partir de la segunda mitad logró reaccionar.

1 CALAMONTE LLERENENSE

2

CD Calamonte
Miguel López; Hormigo, Parra, Diego, Eloy; Xiscu, Sousa (Enrique, min. 54), Écija, Heo, Troiteiro y Carrasco (Meche, min. 35).
AD Llerenense
Juan; Carlos Toy, Noni, Alberto, Oliva; Manuel, Zuri, Juanan (Diego, min. 22) Ernesto (Jesús 'Toy', min. 77), Luis y Jaime Mateo (Benjumea, min. 26).
Goles
0-1: Alberto, min. 16; 1-1: Écija min. 55; 1-2: Benjumea, min. 78.
Árbitro
Moreno Barrena. Amonestó a los locales Diego, Enrique y a los visitantes Manuel, Oliva, Juanan y Carbajo. Expulsó al utillero del Calamonte.
Incidencias
Municipal de Calamonte, 650 aficionados.

Que Eloy, lateral blanco, fuera uno de los que más peligro llevó al área de los de Llerena, dice mucho. Heo no tiene hueco: carece de actitud defensiva y sus pases son laterales, sin profundidad; Xiscu no encara; la zaga estuvo carente de contundencia. y los goles no quieren llegar. Y cuando llegan, el árbitro los anula. Incluso invalidó el del empate a dos por fuera de juego cuando fue un tanto en propia puerta de la defensa llerenense.

Por su parte, el Llerenense va tomando ritmo y confianza. Ayer logró los tres puntos de la misma manera que perdió otros en las jornadas previas: en el tramo final. Sólo que, en esta ocasión, la suerte estuvo de su lado. Juego de equipo, líneas juntas para guardar la ropa tras nadar en el contraataque. Dos disparos a puerta (alguna ocasión más) y dos goles. El primero, tras saque de banda. Error de marca y falta de concentración local que aprovecharon los de la Campiña Sur.

Le costó al Calamonte reaccionar. Lo dejó para la segunda mitad. La entrada en juego de Écija, de Meche tras la lesión de Carrasco y de Enrique por Sousa espoleó a los blancos, que sitiaron la meta visitante. Una, otra, otra más. Hasta que un centro de Troiteiro le llega a Enrique tras despeje de la zaga, cede a Hormigo que asiste a Écija que de tacón marca el empate. Siguió el asedio pero los de Rafa Becerra aguantaron bien. En el tramo final, el Calamonte tiró de raza y logró un empate que el árbitro anuló.