Consejo de Gobierno extraordinario celebrado hoy para tomar nuevas medidas / Junta de Extremadura

Estará prohibido entrar y salir sin justificación durante las próximas dos semanas

Calamonte cierra por Navidad

José María Vergeles, consejero de Sanidad y Servicios Sociales, ha decretado esta medida debido a la alta incidencia de la localidad

Lydia Sánchez
LYDIA SÁNCHEZ

Era un secreto a voces. Los rumores sobre un posible cierre perimetral de Calamonte empezaron a correr desde que el pasado 17 de diciembre el Servicio Extremeño de Salud (SES) declarase un brote que, según las últimas informaciones de la Junta de Extremadura, ya va por 100 positivos y 300 contactos estrechos.

Andrés García, concejal de Sanidad de la localidad, confirmó en su día a HOY que era una posibilidad real que había sobre la mesa cuya ejecución dependería los resultados del cribado que se hizo durante los días 19, 20 y 21 de diciembre, así como del número de positivos que saliesen de los contactos. A pesar de que solo 11 de los 600 voluntarios (un 1,83%) del estudio resultó estar contagiado, los casos activos en Calamonte no han dejado de aumentar y ya van por 121.

Es por ello que José María Vergeles, consejero de Sanidad y Servicios Sociales, ha procedido a decretar el cierre perimetral del municipio debido a que, según los datos que él mismo ha proporcionado, su incidencia acumulada (IA) de los últimos 14 días se encuentra en 1.347 casos por cada 100.000 habitantes (aunque si se toman como referencia los 6.162 habitantes con los que, según el Instituto Nacional de Estadística, contaba Calamonte a fecha del 1 de enero de 2019, la IA ascendería hasta 1963,4).

Esta medida llega tras dos días festivos en los que Calamonte ha comunicado solo cuatro positivos (tres ayer y uno hoy) y se hará efectiva a partir de esta medianoche. En una nota de prensa difundida a través de sus redes sociales, el Ayuntamiento ha mostrado su más «firme y leal apoyo» y ha pedido a los ciudadanos colaboración a la hora de cumplir con los protocolos de seguridad implantados y con el toque de queda establecido entre las 00.00 y las 6.00 horas, así como también evitar aglomeraciones, autoconfinarse en la medida de lo posible, sobre todo si se tienen síntomas, y cooperar estrechamente con la Policía local

A primera hora de la tarde, todavía no se habían publicado en el Diario Oficial de Extremadura (DOE) todas y cada una de las normas que estarán vigentes en la localidad durante las próximas dos semanas, que es lo que, de momento, durará el cierre perimetral del municipio. Aun así, el equipo de gobierno quiso asegurar de antemano que estaría permitido salir del pueblo por motivos sanitarios y laborales y para atender a personas dependientes y que también podrían entrar y salir los que tuviesen su residencia habitual dentro y fuera de Calamonte, respectivamente.

Poco después, la Junta de Extremadura hacía oficial las medidas en un número extraordinario y confirmaba las indicaciones del Consistorio. El documento señala que Calamonte, según el informe epidemiológico de la localidad del día de ayer, se encuentra en un nivel de alerta 2, «pero con una velocidad de cambio y un crecimiento potencial de la tasa muy elevados que, de facto, lo aproxima a un nivel de alerta 4». Por eso y por la aparición de casos de coronavirus en poblaciones adyacentes como consecuencia del brote, se ha decidido aislar perimetralmente el municipio con algunas excepciones.

Supuestos que justifican la entrada y salida de Calamonte

  • Asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios

  • Cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales, empresariales, institucionales o legales

  • Asistencia a centros universitarios, docentes y educativos, incluidas las escuelas de educación infantil, en los términos que establezcan las autoridades competentes

  • Retorno al lugar de residencia habitual o familiar

  • Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables

  • Desplazamiento a entidades financieras y de seguros o estaciones de repostaje en territorios limítrofes

  • Actuaciones requeridas o urgentes ante los órganos públicos, judiciales o notariales

  • Renovaciones de permisos y documentación oficial, así como otros trámites administrativos inaplazables

  • Realización de exámenes o pruebas oficiales inaplazables

  • Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad

  • Cualquier otra actividad de análoga naturaleza, debidamente acreditada