Derrota cacereña y victoria blanca y romana

Hormigo y Chechu pugnan por un balón. :: DELGADO/
Hormigo y Chechu pugnan por un balón. :: DELGADO

El Calamonte firma la permanencia derrotando a un Cacereño que brilló a destellos y que no supo aprovechar sus oportunidades

FELIPE J. DELGADO

calamonte. «Creo que hemos sido superiores, no hemos estado acertados, hemos sido el equipo que ha querido atacar, ellos se conformaban con el ataque. y la iniciativa la hemos llevado nosotros». Así resumía Adolfo Muñoz el encuentro. Mientras, el técnico blanco consideraba justa la victoria de los calamonteños e incidía en hablar de la intensidad del encuentro y destacaba el papel de los suyos.

2 CALAMONTE

Fuentes; Eloy, Pity, Parra, Hormigo; Juanfe, Berna, Enrique (Ávila, min. 85), Écija (Sancho, min. 71), Erik y Carrasco (Rivero, min. 78).

1 CACEREÑO

Berna; Nieto, Carlos, Eloy (Gabri Ortega, min. 76), Rodri; Alberto, Carlos, Álex (Gus, min. 83), Luismi, Chechu y Carbonell

Goles
1-0: Pity de penalti, min. 14. 1-1: Álex, min. 38. 2-1: Erik, min. 91.
Árbitro
Gargantilla Fernández. Amonestó a los locales Carrasco, Écija, Mario, Parra, Eloy y Fuentes y a los visitantes Masal, Carlos y Alberto Delgado.
Incidencias
Municipal de Calamonte. 550 espectadores. Se homenajeó a los cadetes y benjamines de la Escuela Deportiva Municipal por sus títulos.

Es cierto que el Cacereño fue superior al Calamonte en algunos tramos del encuentro, pero las ocasiones hay que concretarlas, como bien reseñaba el técnico de los de Cáceres. De igual forma, el Calamonte tuvo el control del juego en diversas fases del choque. Y Alberto Ortiz supo leer mejor el partido. La entrada de Juanan Sancho por Écija permitió a los blancos una mayor posesión y la incorporación de Meche dio aire por bandas. Empezó serio el Cacereño y Neto la tuvo de cabeza. Se sacudía el Calamonte ese dominio inicial de los verdes y a punto estuvo Berna de aprovechar una dejada del central al meta. No lo hizo porque Gargantilla Fernández pitó un penalti que Pity transformó poniendo el 1-0. Ese gol puso algo de pausa en el juego. Pero los de Adolfo Muñoz tiraron de ganas y de calidad, entrando por banda y con el capitán, Alberto Delgado y Rodrigo asumiendo la batuta del juego. Una falta desde la derecha del ataque no logró atajarla Fuentes y Álex puso el empate. Ahí sí supo aprovechar el Cacereño sus opciones a balón parado.

En el arranque de la segunda mitad, el Cacereño salió a por el encuentro, pero la ocasión más clara la tuvo Erik ante Berna en un mano a mano que, ya avanzado el encuentro, volvió a repetirse en las botas de Eloy y del propio Erik. Subió la tensión del choque con el carrusel de cambios. El juego en el centro del campo se intensificó y ninguno de los dos daba por bueno el empate. En el descuento, y a la tercera, Erik se plantó ante Bernabé y anotó un gol que vale la permanencia.

El técnico cacereño, notablemente insatisfecho por el resultado, desmintió, al igual que el director deportivo, Luis Puebla, el rumor de que dejaría de ser el técnico de los verdes para lo que resta de temporada. «El Cacereño soy yo», dijo Luis Puebla. «Y Adolfo seguirá siendo nuestro entrenador», confirmó tras una derrota que permitió al Mérida alzarse con el campeonato de la Tercera extremeña.