Llegó a obtener unos beneficios de 17.300 euros / GUARDIA CIVIL

Detenido un vecino de Calamonte por cometer más de 80 ciberestafas con falsos alquileres

El ahora detenido usaba los datos personales de las víctimas para crear perfiles en portales de apuestas donde transferían el dinero anticipado por los supuestos alquileres o ventas

REDACCIÓN

Agentes de la Guardia Civil han detenido a un vecino de la localidad pacense de Calamonte acusado de más de 80 ciberestafas a través de internet en las que utilizó los datos personales de las víctimas, que obtenía de forma fraudulenta, para obtener unos beneficios de 17.300 euros.

La detención se ha producido en el marco de la operación 'Identitatis' en la que tras dos años de investigación, el Equipo de Investigación Tecnológica (EDITE) de la Guardia Civil de Badajoz, descubrió la implicación de este Calamonte en estas estafas.

Según explica la Guardia Civil en nota de prensa, el ahora detenido publicaba falsos anuncios de alquileres de inmuebles y compra de productos «atractivos económicamente por su bajo precio», lo cual hacía que los interesados contactaran con las direcciones que publicaba a través de Internet, al objeto de formalizar los contratos o ventas, requiriéndoles los datos personales e imágenes de los DNI. Unos datos que posteriormente empleaba para usurpar la identidad de las víctimas con la finalidad de abrir perfiles en portales de apuestas asociados a una cuenta, a las que las víctimas transferían el dinero anticipado por los supuestos alquileres o ventas.

Con estos perfiles y el acceso a la cuenta bancaria, este hombre posteriormente extraía el dinero mediante reintegros en cajeros, con lo que «de esta manera imposibilitaba la identidad real de la autoria del la acción delictiva, ya que las cuentas de destino se encuentran a nombre de los portales de apuestas».

Ante estos hechos y pruebas incriminatorias de 84 estafas llevadas a cabo, así como una veintena de suplantaciones de identidad coincidentes y empleadas en las acciones delictivas, este pasado jueves, el Edite de la Guardia Civil lo pudo localizar y detener en el municipio cacereño de Jarandilla de la Vera, donde se les instruyeron diligencias por los supuestos delitos de estafa, falsedad documental y usurpación de estado civil, entregadas en los Juzgados de Instrucción competentes y pudiéndole bloquear diferentes perfiles asociados a la cuenta donde se desviaba el dinero estafado.