Restricciones Covid Extremadura estudia rebajar el nivel de alerta sanitaria el próximo martes

Vergeles cree que se ha alcanzado el pico de la quinta ola pero insiste en mantener la responsabilidad

MIRIAM SIERRA BECERRO

El consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, avanzó en la mañana de este martes que Extremadura estudia reducir la alerta sanitaria y, por tanto, podría salir del nivel 2 el próximo martes si se confirma la tendencia del descenso de contagios en los últimos días. Si esta realidad se concreta, la Junta de Extremadura no solicitaría a la justicia la prórroga de las actuales medidas restrictivas que se encuentran dentro del marco del nivel 2.

Además, también adelantó que ha bajado la incidencia acumulada del coronavirus en la región dentro del grupo de edad de los jóvenes; sin embargo, entre los mayores de 65 años la incidencia está al alza, por lo que existe un riesgo importante de ingresos y de fallecimientos. Por ello, insistió en apelar a la responsabilidad. «Esta situación ya la conocemos» recalcó.

El Diario Oficial de Extremadura (DOE) publicó el sábado 31 de julio la reducción de horarios y aforos en la hostelería que entró en vigor a comienzos de agosto con el objetivo de detener la expansión del coronavirus. Estas restricciones para hacer frente a la quinta ola de esta crisis sanitaria ocasionada por la covid-19 fueron ratificadas un día antes por el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx). Las medidas de reducción de horario y aforos fueron solicitadas por la Junta de Extremadura y son las contempladas en el nivel 2 de alerta o riesgo medio de la pandemia de la covid-19.

La vuelta al nivel 1 comporta la aplicación de una serie de medidas relativas principalmente a los aforos, aunque también a la hora de cierre de la hostelería y el ocio nocturno.

Entre otras restricciones, si se vuelve al nivel 1, los bares no podrían superar el 50% del aforo en el interior, donde además está prohibido el consumo en barra. El límite por mesa o agrupaciones de mesas es de seis personas. Respecto a las terrazas al aire libre, estaría permitida la ocupación del 85%, con el límite máximo de diez personas por mesa. Los bares podrían cerrar a las 3.00 de la madrugada.

Las reuniones en espacios públicos y privados se establecerían hasta un máximo de 10 personas, salvo para grupos de convivientes.

Las celebraciones no tendrían limitaciones al aire libre. Las ceremonias en lugares de culto tendrían el 50% de aforo, al igual que en otras instalaciones públicas o privadas, que no podrían acoger más de 50 personas.

En los comercios y mercadillos, el aforo máximo sería del 75%. Respecto a los cines, teatros y auditorios, deberían mantener el aforo al 75%, entregar entradas numeradas y preasignar asientos. Las bibliotecas, museos y exposiciones no tendrían restricciones de aforo si garantizan las medidas de distanciamiento, higiene y prevención.

Propuestas necesarias

El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura amparó las limitaciones correspondientes al nivel 2 de alerta sanitaria, debido al importante incremento del número de contagios de coronavirus. «Es necesario una intervención temprana cuando el nivel de transmisión empieza a crecer a fin de evitar una situación de gravedad excepcional que afectaría tanto a la vida e integridad física de las personas como a la situación hospitalaria en la que se ven afectados no solo la atención de los enfermos con covid-19 sino también el resto de usuarios del Sistema Nacional de Salud», recogía el auto emitido por el TSJEx.