"Calamonte se merece un equipo en Tercera"

Diego, Berna y Pity revelan los secretos del Calamonte

Pity, Berna y Diego, durante la entrevista
Claves de una temporada

 Diego y Berna bien pueden ser un ejemplo de lo que es el CD. Calamonte. Diego es la experiencia (con 26 años) y Berna es la juventud; Diego es extrovertido y Berna es muy tímido; Diego es uno de los que más temporadas lleva jugando en el equipo y Berna acaba de llegar al equipo de su pueblo, viniéndose del Emérita, "porque quería jugar en mi pueblo", afirma, breve. Y conciso, como en su juego.

Y si a esta mezcla, que combina bien, le sumamos a gente como Pity (que siempre está ahí cuando el equipo lo necesita y que aparece, de repente, en la entrevista "pero que hable el "capi", ¿eh?", dice, pues tenemos, justamente, lo que es el CD Calamonte este año: una gran mezcla que combina muy bien.

"Lo mejor del equipo es que está unido; somos una piña", dice Diego. "Tenemos que ir partido a partido, claro, pero si seguimos así podremos luchar por intentar jugarnos el ascenso", afirma quien sabe que con tres victorias en los nueve partidos que faltan podría bastar para jugar esa fase final "que es muy complicada, porque no es una liga, no es una regularidad: son dos partidos y si juegas bien, estupendo; si no, a casa".

Avanzada ya la segunda vuelta de la liga, el Calamonte se encuentra en una cómoda posición, solo por detrás del Badajoz 1905 y por delante de equipos con "más nombre" y más presupuesto, como el Cerro de Reyes y el Emérita, entre otros. "Tenemos un equipo muy compensado: gente joven, como Berna o Pity o Juanfe, que nos aportan frescura, potencia física... ganas, muchas ganas; luego ya estamos los mayores, como Carrasco, o yo, que, bueno, creo que aportamos experiencia", dice Diego.

"El secreto del equipo este año es sencillo: jugamos todos, nos conocemos, Juanpe (el entrenador) nos entiende, reparte minutos entre todos, si no jugamos no pasa nada, porque sabemos que jugará otro compañero y que si uno no juega un partido es por algo pero que jugará el próximo, estamos comprometidos y tenemos la suerte de tener una de las mejores aficiones, o la mejor, porque en todos los partidos, en todos, nos han acompañado, y han venido con nosotros siempre", afirma Diego y sentencia Berna, que señala que "la afición ha estado siempre a nuestro lado, y eso se nota y te da fuerzas". "Y eso fuera de casa, porque en casa está siendo tremendo", continúa Diego. "El partido contra el Emérita fue increíble; yo creo que nunca había visto así la grada, llena de gente, apoyando al equipo, animando; o como en el partido contra el Cerro de Reyes, con la mañana que hacía, y ahí estaban. Por eso digo que Calamonte, por su afición, se merece un equipo en Tercera", concluye Diego.

Pity vuelve a aparecer por la entrevista. Le da vergüenza sentarse y hablar y pregunta si ya hemos acabado. Berna le dice que se siente, "que no pasa ná", pero Pity se va riendo y Berna también sonríe. La impresión que dan es de que hay unión en un equipo del que nadie quiere irse.

Berna confirma que es cierto que ha habido intereses de otros clubes (de Tercera, en este caso) interesados en él, "preguntaron por mí, no a mí directamente, pero sí lo hicieron y dije que no quería moverme de aquí", contesta orgulloso de poder jugar en el Calamonte; aquí sabemos lo que vamos a cobrar", afirma medio sonriendo, -los jugadores del Calamonte no cobran por jugar- y "en otro sitio no lo sabes".

Saben que les queda el tramo final de la temporada, que el calendario es "asequible", pero con partidos difíciles e importantes, como el que queda contra el Badajoz en casa. "Allí nos ganaron porque tuvimos un par de fallos y ellos lo aprovecharon, pero jugamos mejor", dice Berna, a quien se le ve ilusionado con este proyecto del que todos formamos parte. Incluso el presidente, del que también han hablado bien. Y hasta de Venancio o de Garrote.

No les pregunté por Manu Caracola, que corta las entradas y vende las papeletas de la rifa; o por Franche, que hace las pancetas en el descanso y luego va pregonando el número premiado y además canta en un cuarteto de carnaval. Pero si les hubiera preguntado, seguramente hubieran hablado bien. Porque "el Calamonte somos todos", señala Diego y ratifica Berna.  

Pity llega de nuevo. Y, como en las ocasiones anteriores, riendo. Ahora, además, llega con una bufanda (la que se puede ver en la imagen) y se sienta junto a Berna y Diego y sujetan la bufanda entre los tres para la foto. Y lo hace con sencillez, como si llevara todo el rato en la entrevista. Lo hace bien, como lo hace el Calamonte partido tras partido.