TERCERA

Monroy saca al Montijo del descenso

Partido intenso ante el Calamonte, con un tiempo para cada equipo, que cayó del lado local por la mínima

OPTA

montijo. El Montijo sumó tres puntos de oro tras vencer por la mínima (2-1) al Calamonte en un partido intenso y disputado. Hubo un tiempo para cada equipo, con dominio del conjunto visitante en el primer periodo y remontada del cuadro local en los segundos cuarenta y cinco minutos. Con este resultado, el conjunto local consigue abandonar momentáneamente la zona de descenso.

2 MONTIJO CALAMONTE

1

Montijo
Antonio, Carlos, Tala, Pozo, Quique Carrasco, Escorial (José David, min.67), Juanito Monroy, Jesús, Fran Santos (Aitor Merino, min.46), Juampa, José Luis.
Calamonte:
Fuentes, Villegas, Parra, Berna (Nono, min.77), Enrique, Écija, Juanan, Eloy, Meche (Carrasco, min.61), Pildo (Alexis, min.84), Erik.
Goles:
0-1, min.15: Berna. 1-1, min.48: Juanito Monroy. 2-1, min.82: Juanito Monroy.
Árbitro:
Villa Maestre. Amonestó por parte local a Carlos, Quique Carrasco, Escorial y Monroy. Por parte visitante a Écija.
Incidencias:
Emilio Macarro. 600 espectadores.

El primer periodo fue el Calamonte el equipo que dominó ante un conjunto local desangelado, superado por las circunstancias y que no parecía asumir lo que se jugaba. En el minuto 15 llegó el 0-1, con un tanto de Berna en una jugada ensayada en un córner que dejó pasar Écija para que terminara rematando el jugador visitante desde la frontal del área. Hasta superada la media hora no atacó el Montijo, pero sus primeros acercamientos hasta la portería rival no tuvieron la trascendencia necesaria como para haber hecho que variara el marcador.

En el segundo periodo, el conjunto local salió con nuevos bríos, comandados por un Juanito Monroy que se echó al equipo a la espalda y que cuajó una excepcional actuación. Apenas comenzó el segundo tiempo, el Montijo logró poner la igualada en el marcador por medio del propio Monroy. En el minuto 69 se le anuló un gol a Monroy por fuera de juego.

El Calamonte estuvo inédito en ataque a lo largo de todo el segundo acto y se concentró en tratar de mantener el empate que tenía en ese momento en el marcador. En el minuto 82, fue otra vez Monroy el que anotó el segundo de su cuenta particular y le dio la vuelta al marcador, con un sensacional tanto desde el centro del campo. Vio adelantado a Fuentes y no se lo pensó dos veces, consiguiendo colar el esférico en la misma escuadra, acabando asó el choque.