El SES probará las consultas de tarde para implantarlas en verano

Actividad de consulta en un centro de salud de la región./HOY
Actividad de consulta en un centro de salud de la región. / HOY

La Administración regional abonará 200 euros a los médicos que acudan a dar servicio en zonas afectadas por plazas vacantes

Juan Soriano
JUAN SORIANO

La experiencia piloto con las consultas de tarde en Semana Santa servirá para evaluar la medida de cara a su implantación el próximo verano. El Servicio Extremeño de Salud (SES) quiere incidir de esta forma en la búsqueda de soluciones ante los problemas que pueden surgir para cubrir plazas de atención primaria durante las vacaciones estivales.

El SES ya ha ultimado las instrucciones que remitirá a las áreas sanitarias para determinar la participación en el proyecto que se pondrá en marcha en Semana Santa.

El director gerente del SES, Ceciliano Franco, recuerda que la medida se aplicará en aquellos centros de salud y consultorios médicos donde haya más de un 33% de ausencias. El objetivo es que, ante las dificultades para encontrar un sustituto, se pueda seguir dando servicio a los pacientes. De ahí que esté especialmente pensada para los médicos, ya que es la categoría donde hay más carencias. Pero finalmente la Administración regional ha accedido a contar con otros profesionales, aunque las condiciones no serán las mismas.

La jornada no se prolongará para atender al cupo propio del médico, sino a los pacientes del profesional ausente. Pero se podrá hacer una excepción cuando se acredite que esa labor se ha acumulado en el horario ordinario de mañana.

La aplicación de las consultas en horario de tarde será en todo caso voluntaria y tendrá un horario estimado de tres a cuatro horas. Los médicos percibirán 200 euros, cantidad similar a la que se abona por la labor extraordinaria que se presta en hospitales. El resto de categorías cobrará como horas extras, aunque el SES considera que en la mayor parte de los casos no será necesaria su participación en la medida.

Las consultas de tarde están pensadas para atender la labor habitual de la atención primaria: a demanda de la población, programada y concertada por el profesional con cita previa. Las urgencias se derivarán a los puntos de atención continuada, mientras que las actuaciones no urgentes se encargarán a la unidad correspondiente en la jornada siguiente. Tienen por tanto un carácter médico, de ahí que se estime que no será necesaria la participación de otras categorías, donde hay menos vacantes y menos problemas para encontrar sustitutos.

Los profesionales no médicos que participen en la iniciativa cobrarán como horas extras

Una vez enviadas las instrucciones, los coordinadores deberán comunicar los profesionales que participarán en el proyecto en Semana Santa. Las gerencias del área serán las responsables de autorizar la aplicación de la medida. A lo largo de la próxima semana se definirá el alcance de las consultas de tarde en función del número de profesionales que decidan acogerse a esta experiencia piloto.

Franco señala que el SES ha elegido la Semana Santa ante la previsión de que los médicos pidan días libres. De esa forma, servirá como experiencia para el verano, cuando se produzcan numerosas vacantes por el periodo vacacional y vuelvan a surgir dificultades para contratar a médicos de familia.

Atención en 48 horas

El director gerente del SES apunta que es necesario tomar medidas debido a los problemas para cubrir ciertas plazas, tal como ocurre con las ventajas que se han concedido a los profesionales que acudan a las llamadas zonas de difícil cobertura, que son aquellos centros situados lejos de grandes localidades y que no reciben peticiones en las bolsas de trabajo.

Ceciliano Franco reconoce que las consultas de tarde en atención primaria también presentan aspectos en contra, por lo que se ha decidido hacer una prueba piloto para «ver si tiene sentido o no». Pero espera que los profesionales participen en la iniciativa para evaluar su alcance, ya que estima que «no tenemos muchas más posibilidades».

El SES recuerda que las dificultades para cubrir vacantes de médicos de familia no es un problema exclusivo de la sanidad extremeña, sino que se da en prácticamente todas las comunidades autónomas.

Además, Franco recuerda que está en marcha un proyecto nacional para mejorar la atención primaria que, entre otras cuestiones, plantea la necesidad de dar servicio a las citas en menos de 48 horas.

Esta exigencia, que podría convertirse en un requisito similar a los tiempos de respuesta recogidos para las consultas, pruebas diagnósticas y operaciones, obligaría a la sanidad pública a buscar soluciones para atender a los pacientes. Y, en caso de vacantes, la extensión de la jornada al horario de tarde se plantea como una medida idónea.

Temas

Ses