Una de las cabinas de radar fijo instaladas en las carreteras extremeñas. / hoy

Estos son los 23 radares fijos que hay en Extremadura

La DGT hace controles móviles en otros 30 puntos de las carreteras de la región y, además, tiene un radar que mide la velocidad en un tramo

Miriam F. Rua
MIRIAM F. RUA Badajoz

La Dirección General de Tráfico tiene en Extremadura 23 radares fijos para cazar a los conductores que van más rápido de lo que debieran. En el listado oficial, aparece el listado detallado de dónde está cada cabina, el punto kilométrico y si multa en uno o en ambos sentidos.

Además de los dispositivos que controlan la velocidad en el mismo punto, en las carreteras extremeñas la DGT despliega otros 60 radares móviles para ampliar la capacidad de vigilar las carreteras extremeñas y hay un tercer tipo, que es el radar de tramo. En este último caso, solo hay uno instalado en la región, en la provincia de Badajoz, entre la salida de Zafra y Usagre.

De los 23 radares fijos que a diario monitorizan la velocidad, doce están en la provincia de Badajoz y once en la de Cáceres. En la de Badajoz, hay tres en la A-5, 2 en la A-66 y tres en la N-432. Son en estas tres carreteras donde están los dispositivos que más multan año tras año: en la A-66, en Cañaveral, en sentido Mérida y cerca de Zafra; en la A-5 el de Trujillanos y el de las curvas de Entrín de la N-432.

En las carreteras de la provincia de Cáceres, de los once radares fijos, los que más castigan a los conductores son el de la A-5 que está colocado en dirección Madrid, nada más pasar Navalmoral de la Mata y el de la EX-109, que conecta la autovía A-66 con la zona norte de la provincia de Cáceres.