Imagen de archivo de un centro de salud de Cácerse. / HOY

El SES reconoce que «los problemas en los próximos tres años serán grandes» para encontrar médicos de familia

El alto número de jubilaciones y la falta de profesionales creará dificultades para cubrir vacantes

Juan Soriano
JUAN SORIANO

El Servicio Extremeño de Salud (SES) reconoce que habrá «tremendos problemas» para cubrir vacantes de médicos de familia en los próximos años debido a la falta de profesionales y a la incidencia de las jubilaciones y las bajas laborales.

El director gerente del SES, Ceciliano Franco, ha señalado en una comparecencia en la Asamblea de Extremadura que «los problemas en los próximos tres años serán grandes», ya que no se dispone de médicos para cubrir las vacantes previstas.

Jubilaciones

Según ha indicado, está previsto que en los próximos diez años se jubilen 645 médicos de familia en la región. Pero la distribución por años no es homogénea, sino que esas bajas se concentran principalmente entre los años 2023 y 2025. En concreto, ha indicado que el próximo año se alcanzará la cifra más alta, 96, mientras que el siguiente ejercicio serán 82 y el tercero se llegará a 90.

Esos datos se corresponden con médicos que cumplirán 65 años y que llegarán a la edad de jubilación. Franco ha señalado que un 70% sigue trabajando, con lo que no todos dejarán el servicio activo. Aún así, las cifras previstas de nuevos profesionales hace que el futuro sea preocupante.

Como ha explicado, el próximo año terminarán su formación en la región 62 médicos de familia y entre 2024 y 2025 serán entre 75 y 90 por ejercicio. «No deberíamos tener problemas para la cobertura de vacantes», ha afirmado, pero solo si fuese necesario atender las jubilaciones. Como ha indicado, hay que sumar bajas por vacaciones, incapacidad temporal, maternidad y permisos de formación, entre otras cuestiones. Para esos casos ha indicado que «hay una bolsa de médicos de familia para hacer sustituciones, pero no existe».

Con la reducción de las jubilaciones a partir de 2025 y el aumento de plazas de formación se espera que el problema se reduzca a partir de ese año, primero en zonas urbanas y posteriormente en las rurales.

Vacantes

Pero en ese caso el SES encuentra otro problema, como el que se ha dado este año, en el que se han ofrecido 98 plazas de formación y 26 han quedado vacantes. Ni siquiera se han podido cubrir con extracomunitarios y ahora quedarán sin ocuparse.

Esas plazas se concentran sobre todo en la provincia de Cáceres y fundamentalmente en zonas rurales: son seis en el área de Plasencia, cinco en Cáceres, cuatro en Coria, tres en Navalmoral de la Mata, cinco en Don Benito y tres en Zafra.

Ceciliano Franco ha señalado que ya se trabaja en la adopción de medidas, pero se estima que no darán resultado hasta dentro de tres o cuatro año. Entre ellas, ha citado la racionalización de las plantillas y la optimización de tiempos de consulta, así como reducir la burocracia e incentivar económicamente las zonas de difícil cobertura, pero para eso ha indicado que se requiere la colaboración del Ministerio de Sanidad y un acuerdo con el resto de comunidades autónomas.

El director gerente del SES ha añadido que, en todo caso, la falta de médicos de familia no es un problema exclusivo de Extremadura, sino que se da en otras regiones y sobre todo en zonas rurales, que son poco atractivas para los nuevos profesionales.